Blog

Let it go

No sé quien tiene que leer esto, pero tal vez seas tú: ya puedes soltarlo, ya has aguantado suficiente, tienes que seguir adelante.

[Este post está escrito pensando en una situación profesional, pero bien puede ser aplicable a una relación tóxica con una persona u otro aspecto de tu vida personal]

Hay personas cuya situación laboral puede estar haciendo que se hundan en la oscuridad, que se ahoguen con el paso del tiempo, y todo por culpa de que se han autoconvencido de que «hay que ser fuerte y hay que aguantarlo todo, cueste lo que cueste».

Creo firmemente que debemos ser fuertes, que debemos aguantar la adversidad, que no hay que rendirse fácilmente, que hay que educar a los niños en la perseverancia y la resiliencia… pero también creo que esta forma de pensar, llevado al extremo, es tremendamente perjudicial para la persona.

Habrá momentos en la vida profesional en los que haya que remar fuerte durante mucho tiempo, tanto tiempo que pueda parecer una eternidad. ¿Cuánto? Depende de cada persona y cada situación, y ninguna fórmula puede calcular esta duración. Tú tienes que juzgar tu situación, con pensamiento crítico, y sacar tu propia conclusión, pero asegurándote de que no remas sin sentido a contracorriente.

Lo que sin duda es denominador común en todos los casos es, que antes o después, se llega a un punto de fractura en el que hay que soltar y buscar un cambio, donde hay que dejar de aguantar, donde resistir deja de tener sentido.

Casi todas las empresas tienen un modelo de evaluación del desempeño anual, y muchas tienen el denominado mid-term review a mitad del año. Puedes vivir con mentalidad de «llegar hasta el mid-term y veremos qué pasa», pero corres el riesgo que yendo de 6 meses en 6 meses adquieras una visión parcial de la realidad, y te pierdas la foto completa. El riesgo es grande, y es que pierdas de vista el objetivo fundamental de tu vida, que raramente se encuentra dentro del ámbito profesional (de nuevo aquí, cada caso es diferente y variable en función de la persona).

La pregunta que debemos hacernos es: esta implicación laboral que nos está suponiendo tanto esfuerzo y energía, ¿nos está lastrando en alcanzar nuestro propósito personal?

Cada cual debe buscar el sentido de su vida, pues es encontrando el sentido cuando alcanzamos la felicidad. 

Vuelve a leer esa última frase y piensa si estás de acuerdo o no (yo no tengo la verdad absoluta de nada, pero en este punto creo que somos muchos los que coincidimos). La felicidad la da encontrar el sentido a la vida, y no al revés. 

Una persona puede ser tremendamente feliz (o tremendamente infeliz) teniendo un trabajo muy demandante en tiempo, con mucha responsabilidad y exposición. De la misma manera se puede ser muy feliz (o infeliz) en un trabajo de poca responsabilidad y poca exposición. No es el trabajo, es el sentido que le das al trabajo.

La felicidad no la da el tipo de trabajo que tienes, sino el sentido que le encuentras al mismo y el grado de alineamiento que este trabajo tiene con los valores de tu vida personal.

Y en este punto conecto con el principio: ¿estás aguantando demasiado?

Sólo tú tienes la respuesta a esta pregunta, pero no dejes de hacértela con relativa frecuencia, no vaya a ser que estés entrando en bucle y te estés perdiendo algo grande, como vivir.

Y si no sabes como salir del bucle, permíteme un consejo: levanta la mano, tómate un café con esa persona de confianza, pide ayuda.

*****

Claudio Hernández Olalla.

WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Facebook
Claudio Hernández Olalla

Claudio Hernández Olalla

Elige ser la mejor versión de ti mismo

Claudio Hernández Olalla

Claudio Hernández Olalla

Elige ser la mejor versión de ti mismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OTROS ARTÍCULOS

Cómo empezó todo

Leyendo “Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva” me di cuenta que no podía no hacerlo. Ya desde el hábito 1, ser proactivo, sentía

Leer más »

Al estilo del bambú

En el último vídeo subido a mi canal de YouTube decía que conocerse a uno mismo es una de esas cosas que nunca acabamos de hacer del

Leer más »
¡Hey, si quieres que te avise cuando haya un nuevo post deja tu email por aquí!

Nada de spam, te lo prometo ;)

Loading