Blog

The power of coaching.

Mi despertador suena a las 1.45am. Me levanto y me lavo la cara para despertarme, por delante vienen 3 horas de formación y estoy matado.

Un café en la terraza, escuchando el silencio y sintiendo el frío invernal de Madrid, acaba de despertarme del todo. Es curioso pero siento que ese momento de soledad es MI MOMENTO, y a pesar del sueño y cansancio acumulado, disfruto del silencio que me rodea.

La pregunta que subyace es evidente: ¿había necesidad de hacer un curso de coaching a las 2 de la mañana? La respuesta también es evidente: no.

Pero así de caprichosa es la vida, y puede que me liara un poco al mirar los horarios, ya que la certificación que me estoy sacando es internacional y me apunté en horario Asia pensando que era horario US, pero qué le vamos a hacer.

En vez de 9 am en NYC era 9 am en Manila, asique toca empacar y no-hay-más-que-hablar. Detalles.

La cosa es que estoy disfrutando mucho descubriendo qué significa ser coach y qué potencial tiene esta herramienta cuando se hace bien, que por cierto no es tan sencillo como parece.

Solía pensar que el coaching consistía en que una persona hacía preguntas y ayudaba a la otra persona a sacar su propia conclusión. Esto es parcialmente cierto, pero no es menos cierto que se necesita desarrollar una fuerte capacidad para salir de uno mismo a la hora de escuchar a la persona que tienes en frente. Dejar de lado tus hipótesis, tus experiencias, e incluso las soluciones que se te ocurren para el problema que te están poniendo delante.

El coaching es un proceso creativo que incita a la reflexión, provoca un cambio de mentalidad y maximiza el potencial personal y profesional de la persona que tienes delante.

Y anoche lo viví en primera persona, cuando estábamos trabajando en parejas en un ejercicio de value-based lifestyle. Este ejercicio de autoconocimiento provoca una reflexión muy interesante y útil, y te recomiendo mucho que le dediques un rato a hacerlo, ya verás como te dará frutos (cuenta conmigo si lo necesitas).

El ejercicio es sencillo, consiste en evaluar del 1 al 10 (siendo 10 el máximo y 1 el mínimo) tu nivel de satisfacción en cada uno de los siguientes campos vitales, y a partir de la conversación con el coach llegar a fijarte un objetivo de cara a mejorar en uno de ellos.

La conversación sigue unos derroteros distintos en función de cada persona, pero logré llegar a una conclusión muy potente:

La paciencia es un acto de amabilidad y caridad.

Gracias a la guía del coach caí en la cuenta de que quiero ser más paciente con mis hijos. Soy especialmente impaciente por las mañanas, cuando la casa es un caos y hay que salir hacia los coles y el trabajo. En esos momentos es muy fácil perder los nervios y soltar algún grito y meter presión a base de decirles «vamos» diez veces seguidas.

Los niños necesitan su ritmo, y hay que respetárselo. Y más importante aún: aunque hoy parece un tema gravísimo llegar al trabajo tarde porque te has enredado dejando niños en coles, dentro de 30-40 años será un aspecto insignificante, pero el impacto en tus hijos será masivo.

Nuestros hijos van a seguir nuestro ejemplo, no nuestro consejo, y los padres / madres somos el modelo a seguir de cara a la persona adulta en la que se van a convertir.

Vi claro en el proceso de coaching que en mis manos está criar personas pacientes, que respetan el ritmo de los demás. El día de mañana estarán en un atasco porque una persona mayor está tardando en aparcar su coche, o en una fila en el banco porque alguien no encuentra su documentación… y cuando ese día llegue, me gustaría que mis hijos supieran ser pacientes, pues ser paciente en ese caso será un gesto amabilidad y caridad.

******

Si con una sesión de coaching de apenas media hora se puede llegar a una conclusión tan potente, que no podremos conseguir fomentando que las personas dediquen tiempo regular a trabajar su autoconocimiento.

Llámalo coach, llámalo mentor o llámalo amigo, pero que nadie se quede sin alguien con quien hablar y compartir sus reflexiones, porque es apoyándonos en los demás como logramos crecer.

*****

P.D.: we rise by lifting others.

P.D.2.: Estoy buscando personas con las que hacer coaching, pues necesito acumular horas de vuelo de cara a mi certificación. Si estás interesado y te apetece hacer de conejillo de indias, por favor házmelo saber.

WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Facebook
Claudio Hernández Olalla

Claudio Hernández Olalla

Elige ser la mejor versión de ti mismo

Claudio Hernández Olalla

Claudio Hernández Olalla

Elige ser la mejor versión de ti mismo

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OTROS ARTÍCULOS

Cómo empezó todo

Leyendo “Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva” me di cuenta que no podía no hacerlo. Ya desde el hábito 1, ser proactivo, sentía

Leer más »

Al estilo del bambú

En el último vídeo subido a mi canal de YouTube decía que conocerse a uno mismo es una de esas cosas que nunca acabamos de hacer del

Leer más »
¡Hey, si quieres que te avise cuando haya un nuevo post deja tu email por aquí!

Nada de spam, te lo prometo ;)

Loading